¿Qué es Zapiens? ¿Qué es lo que hacéis? Durante mucho tiempo he tenido que contestar estas preguntas de una manera muy técnica y muy para la galería; me he tenido que esforzar en buscar palabras para que se entendiera que es lo que hacía en mi lugar de trabajo, a que se dedica la empresa para la cual he trabajado. Todo hubiera sido más fácil diciendo cómo me sentía y lo que significaba para mí levantarme todos los días con ganas de trabajar y con ilusión por hacer algo distinto.

Un poco de historia

Primero una de esas frases que usamos para explicar lo que somos:

Sistema de inteligencia colectiva que gestiona el conocimiento de tu tribu y la ayuda a evolucionar respondiendo todas sus preguntas.

Esto se puede resumir en que somos una familia que no tiene miedo a preguntar, a equivocarse y a evolucionar. Todos los días que pasé en Zapiens me he equivocado, he preguntado y he evolucionado como profesional, pero sobre todo como persona.

Desde el primer día que entré a formar parte de Zapiens, me di cuenta de que formaba parte de algo especial, de algo que quería cambiar las cosas. Todo esto se resume en una app que hace mejorar a las personas, que hace más fácil su trabajo, pensando en el valor más alto que tienen las empresas: sus trabajadores.

Para terminar, un concepto que a mí personalmente me ha servido para mucho:

Transformación cultural

Alguien como yo, que ha trabajado 12 años en la construcción, unos meses en un call-center, de ayudante de cocina y vendiendo helados, de repente tiene la oportunidad de formar parte de una startup que arrasa por donde pasa. Confiaron en mí, recién salido de un certificado de profesionalidad, y pusieron a funcionar lo que mejor tiene esta empresa, el desarrollo del talento.

Esto no es una despedida

Yo no creo que alguien se pueda ir de Zapiens del todo, pero a veces tenemos que tomar decisiones difíciles y para mí esta ha sido una de ellas. Dejo a un lado, porque no quiero decir atrás, muchos días de debate, de intentar entender cómo funcionan las cosas, de no parar de aprender, de miedo, de frustración, de alegría, de amistad, de mucho trabajo, etc. Estaré eternamente agradecido a todas las personas con las que he coincidido en Zapiens, a las que han confiado en mí en todos los momentos, los buenos y los malos. Ahora me tocan nuevas aventuras, nuevos aprendizajes y horizontes, pero sé que tengo una familia, una tribu de la que nunca dejaré de formar parte. Ha sido un verdadero placer mi paso por Zapiens, nuestros caminos volverán a cruzarse, cogeré mi guitarra y, como siempre, cantaremos juntos.

Gracias, por ayudarme a crecer como profesional pero sobre todo como persona. Por escuchar y por confiar en el valor más importante de las empresas: las personas.