Preguntar, preguntar y seguir preguntando.

Parece simple, pero es nuestro mayor reto: incentivar el espíritu “preguntón”.

Desde pequeñitos/as en el colegio adquirimos el prejuicio de que quien pregunta es porque no entiende, o no sabe o porque es un sabelotodo, cuando realmente debería ser todo lo contrario.

¡Preguntar es la manera más rápida de aprender y crecer!
Un gran síntoma de curiosidad y proactividad.

Este miedo a preguntar se acentúa con el paso del tiempo. De hecho, cuando desde Zapiens nos enfrentamos al desafío de generar una transformación cultural en una empresa, suele ser una de las mayores barreras que tenemos que derribar.

Según los datos que hemos ido recogiendo de más de 100 empresas analizadas en los últimos 2 años, podríamos decir que las personas que hacen preguntas dentro del mundo corporativo se sitúa entre un  1% y un 20%.

¿Te das cuenta del infinito potencial que tenemos por delante?

¿Te imaginas una empresa en la que todas las personas preguntaran y compartieran su conocimiento sin ningún tipo de miedo?

¿Una en la que todo el mundo levantara la mano?

¿Una en la que desinstalar ese comportamiento fijado en el pasado?

Nosotros sí.

Nuestra misión es conseguir una transformación cultural que nos permita romper los silos de información para que cada día se comparta más conocimiento.

Por eso, más allá de trabajar en esto con grandes empresas, este 2020 nos hemos propuesto comenzar a trabajar y a solucionar el problema desde el origen, los centros educativos.

Porque los/as trabajadores/as del futuro están hoy en las aulas y es ahí donde tenemos la capacidad de cumplir nuestra misión y generar el impacto y la transformación cultural que buscamos.

Por eso este año lanzamos nuestro Proyecto Piloto «Educación Colaborativa», para trabajar ambos aspectos con instituciones docentes y abordarlos desde la raíz.

Queremos llevar un paso más allá los pilotos educativos ya realizados, en los que fuimos capaces de predecir qué porcentaje del alumnado aprobaría o suspendería a mitad de cuatrimestre y de observar cómo podían compartir conocimiento internamente para llegar al siguiente nivel:

¡Conseguir que varios centros colaboren entre sí!

Comenzaremos este proyecto piloto con una colaboración con la Consejería de Educación del Principado de Asturias donde nos centraremos en desplegar nuestra solución de mobile training.

Así, profesorado y alumnado podrán aprender y crear su base de conocimiento compartido.

Además, integraremos a nuestro robot – Zap –  con su Microsoft Teams para generar un repositorio de conocimiento compartido que sea fácilmente accesible y conectar así alumnos/as y profesores/as.

¿Qué buscamos con el proyecto «Educación Colaborativa»?

  • Concienciar sobre la importancia de la cultura de compartir y colaborar.
  • Poner nuestra tecnología al alcance de docentes y estudiantes.
  • Generar un caso de éxito que en el futuro podamos replicar.
  • Mostrar que grandes empresas, instituciones y startups somos capaces de ponernos de acuerdo por un objetivo común.
  • ¡Aprender y compartir lo aprendido!

Además, nuestra tribu-amiga BeForGet nos ayudará y colaborará con nosotros en este Proyecto. También esperamos juntarnos con otras grandes organizaciones que apoyen esta iniciativa como la Consejería de Educación del Principado, Microsoft, Central Lechera o Fundación Vodafone.

Hemos comenzado por Asturias porque es nuestra tierrina, pero no te quepa la menor duda de que queremos extenderlo a nivel nacional.

Porque la educación es la piedra angular de la cultura y no entiende de fronteras.

Por eso, si eres un profesional docente, alumno/a, padre, madre o curioso/a y quieres más información, solamente tienes que seguir estos pasos:

  • Mándanos un mail a marketing@zapiens.org
  • Cuéntanos tu idea y por qué te interesa el proyecto.
  • Te enviaremos datos de acceso para que puedas experimentar por ti mismo en tu centro educativo y usar nuestra tecnología.

¿Te atreves a cambiar el futuro de la educación?

#FrenarLaCurva