Cada vez son más frecuentes las organizaciones que cuentan con personas que trabajan de forma remota. Esta modalidad de trabajo tiene numerosas ventajas: un gran ahorro económico y de tiempo al evitar desplazamientos al centro de trabajo, una mejora de la productividad o una mayor conciliación laboral y familiar.

Sin embargo, no podemos olvidarnos de la importancia del trabajo en equipo. No se puede cometer el error de caer en individualismos o convertirse en islas. Es de vital importancia para la empresa que la comunicación y la organización no se vean afectadas.

Cuando se teletrabaja ya no es posible ir a la oficina de al lado a pedir el documento que necesitas o preguntar al compañero de enfrente la duda que te acaba de surgir. Para que esta forma de trabajo tenga éxito es recomendable incorporar herramientas que nos pueden ayudar en nuestro día a día.

  • Una herramienta de mensajería, como Slack, que permita la comunicación de una forma mucho más ágil que a través del correo electrónico. Slack permite crear un entorno de trabajo con todos los miembros del equipo en el que se pueden mantener conversaciones 1 a 1, conversaciones en grupo, crear canales por departamentos y compartir archivos y documentos.
  • Una herramienta de gestión, como Trello, en la que poder planificar, asignar tareas y establecer fechas de entrega. En un solo vistazo podremos ver en qué tareas está trabajando cada persona del equipo, qué tareas están acabadas y qué es lo siguiente.
  • Un sistema de videoconferencia, como Google Meet, Skype o Join.me. Porque hay veces que la mejor forma de entenderse es cara a cara. Son de gran utilidad cuando hay que discutir distintos puntos de vista, para reuniones con clientes o reuniones con varias personas.
  • Un servicio de almacenamiento en la nube, como Google Drive o Dropbox. Para tener a mano todos los documentos que podamos necesitar. Al estar en la nube son accesibles por todos los miembros del equipo. Podemos, además, asignar diferentes permisos en función de cada usuario.
  • Un sistema de inteligencia colectiva, como Zapiens. Es la herramienta a la que podrás preguntarle la duda que te acaba de venir a la mente. Lo más probable es que Zap, el bot de Zapiens, ya sepa la respuesta, y si no la sabe, seguro que podrá encontrar a aquel compañero que te puede ayudar.

Lo que hace unos años parecía impensable hoy en día es ya una realidad. Según un estudio realizado por IWG (International Workplace Group), a principios de 2018 el 70% de los trabajadores encuestados trabajan en remoto un día a la semana, mientras que el 53% lo hace al menos la mitad de los días de la semana. Todo parece indicar que en el futuro próximo estas cifras seguirán creciendo por lo que es muy importante incorporar herramientas que faciliten el trabajo en equipo.

 

#FrenarLaCurva